martes, 17 de octubre de 2017

SÚPER-8: ¿DÓNDE COMPRAR CÁMARAS CON GARANTÍA?

Mientras no llegue al mercado la nueva cámara Kodak (concebida principalmente para las facultades de audiovisual, dado que estas instituciones no pueden adquirir bienes usados), aquellos creadores recién llegados al difícil pero recompensante mundo del cine en Súper-8 no tienen otra alternativa que adquirir cámaras usadas. 
Hay toneladas de ellas en Ebay. El problema es que la inmensa mayoría llevan lustros sin uso, de forma que su compra es una lotería. 
Incluso aunque sean de marca acreditada y hayan sido conservadas en buen estado, antes de emprender ningún proyecto serio, y dado que la película, actualmente, cuesta su peso en plata, conviene enviarla a los servicios técnicos especializados para su revisión (salvo que uno disponga de los conocimientos y herramientas necesarios para poder hacer este trabajo uno mismo)
El problema es que los talleres especializados en cine  son desesperadamente lentos.  
Fujica ZC1000 con videoasistencia
¿DÓNDE SE PUEDEN COMPRAR, con garantía?
Existen algunas tiendas que venden por Internet que, aunque no revisan las cámaras, por lo menos las venden tras supervisarlas. Pero, lo ideal, es adquirirlas en establecimientos que, antes de la venta, las abran, lubrifiquen, comprueben todas sus prestaciones y ajusten con precisión no sólo el fotómetro sino la fuerza del garfio de arrastre. 
En el caso de la Fujica ZC1000 siempre recomiendo adquirir el modelo N, a través de Retro Enterprises: cada unidad que venden es desmontada, cuidadosamente ajustada y ¡probada con película! que esta empresa revela en su propio laboratorio, el mas grande de Asia. 
Su propietario, Tak Kohyama, habla alemán, inglés, chino, francés y algo de español. La dirección y teléfonos es: 
Retro Enterprises Co., Ltd.
4-12-9 Kamezawa, Sumida-ku, Tokio
130-0014 EL JAPÓN
TEL +81-(0)3-3829-2776
FAX +81-(0)3-3829-2780

Abre todos los días entre las 11:00 y las 19:00 horas, incluyendo los sábados y domingos hasta las 17:00 horas (cierra los martes y los miércoles).
Nota adicional: si alguien compra una Fujica ZC1000 por su cuenta, sin garantía, y conoce a algún técnico fotográfico local, el manual de servicio en inglés lo publiqué en este enlace: 
https://mimundoensuper-8.blogspot.com.es/2017/02/fujica-zc1000-manual-de-servicio-gratis.html
NIZO Y BAUER: AJUSTADAS Y GARANTIZADAS. 
Las marcas alemanas Bauer y Nizo son muy acreditadas pues la práctica totalidad de sus modelos, incluso los más sencillos, poseen buenas ópticas, prestaciones interesantes y se encuentran bien acabados. Las Nizo, de Braun, son particularmente bonitas (siendo la Professional el modelo elegido por Steve Jobs, y cuyo diseño sirvió de inspiración a todos los productos de la marca de la manzana), aunque a mí, técnicamente, no me satisfacen. 
Una empresa francesa, cuyo sitio en Internet es https://www.cine-super8.net/ , propiedad de André Egido, el antiguo técnico de Robert Bosch para aparatos de cine en Francia, aparte de tener en catálogo todo tipo de artilugios cinematográficos (desde lámparas para proyectores hasta correas), vende cámaras Bauer y Nizo revisadas y garantizadas. 
Doy fe de que André Egido cumple con lo que garantiza pues, recientemente, tuve un problema con una Bauer C900 adquirida el año pasado, y no sólo me la reparó gratis, sino que pagó de su bolsillo los gastos de devolución (algo que no hacían las marcas, en sus tiempos gloriosos).
Además, André puede hacer las modificaciones que el cliente estime oportuno. Por ejemplo, en las Nizo elimina la necesidad de emplear baterías separadas para el fotómetro. Y tanto en las Nizo como en las Bauer, André puede instalar un ajuste manual de ASA regulable entre 40 y 400 ASA (o 200, dependiendo modelos). 
Modelo Bauer con ajuste de ASA manual
Como Egido lleva toda su vida entre cámaras y proyectores Bauer, Braun y Nizo,  estas alhajas electromecánicas con ópticas de precisión carecen de secretos para él: no sólo tiene, André,  un buen surtido de piezas, sino que recomiendo al lector que navegue por la web de su tienda: con multitud de productos, es una especie de "cueva de Aladino" para el entusiasta cinematográfico: ¡hay de todo!.
El correo electrónico de Andrés es (en francés, español y un poco de inglés) el siguiente: contact@cine-super8.net  Quien desee una atención mas rápida, puede escribir de parte de esta bitácora.
En Francia, existe también otra tienda que vende cámaras garantizadas, después de haberles hecho el mantenimiento pero ignoro si el servicio técnico es propio: http://re-voir.com/shop/fr/347-super-8
BEAULIEU Y CANON.
Aquellos que tengan preferencia por las cámaras de las acreditadas marcas Beaulieu y Canon pueden adquirirlas, totalmente renovadas y garantizadas, ¡¡¡nada menos que en un establecimiento de Hollywood!!!, al que va a comprar gente como Steven Spielberg o J.J. Abrams: PRO 8 MM, que no sólo se dedica a la venta, sino que es laboratorio y cuyo propietario, Phil Vigeant, tuvo la iniciativa, años antes que Kodak, de comercializar película negativa cortada a partir de 35 mm. Phil es, además, el inventor del formato Max-8, que adapta opcionalmente a las cámaras que vende, y que permite la obtención casi de un 1,66 sin necesidad de anamórfico. Su página web, con teléfonos y contactos, es: https://www.pro8mm.com/

En Nueva York, una tienda que cuenta con su propio servicio técnico es Du All Camera, que también vende con garantía. Su página web es: http://www.duallcamera.com/
EN LATINO AMÉRICA, TAMBIÉN.
Los interesados que vivan en el cono sur del Nuevo Mundo, tiene un acreditado establecimiento de Brasil, que atiende no sólo en portugués, sino también en español e inglés. Sus cámaras se venden también con garantía. Aunque no los conozco personalmente, tengo buenas referencias de clientes suyos. Se les puede contactar a través de su web: www.super8brasil.com
LOS RECIÉN LLEGADOS: CLICK UND SURR
En Alemania, este mes abrió sus puertas de cara al público el establecimiento CLICK UND SURR, cuyo sitio web es: 
http://clickundsurr.de/en/garantiert-schoene-schaetze/
Las cámaras de Súper-8 que venden, con garantía, se encuentras revisadas por uno de los mejores técnicos europeos, el gran Marco Kröger

lunes, 16 de octubre de 2017

BLADE RUNNER 2049: NO DEFRAUDA.

El título entró muy flojo en las taquillas. El primer fin de semana, en Estados Unidos, esperaban recaudar 100 millones de dólares,  y no llegaron ni a treinta (la producción costó 150 millones de dólares). En España, tres cuartos de lo mismo. Según el estudio de la distribuidora, "Blade Runner: 2049" sólo gusta al 20 por ciento del público femenino y a los varones de mas de cuarenta años. Debe ser cierto pues, cuando el pasado sábado fuí a verla, no había gente joven: todos éramos "talluditos".
LO MEJOR DEL INICIO DE LA TEMPORADA EN SALAS.
Escribo unas líneas, a vuela pluma,  para aportar mi granito de arena en la tarea de conseguir darle la vuelta a la taquilla: la obra lo merece. Es de lo mejor que he visto este otoño (aunque, si fuera un ejecutivo de Hollywood que amase el cine -y no solo "amasar pasta"--, habría encomendado la dirección a otro, como Zach Snyder, con capacidad demostrada para haberla rodado en película,  en lugar de grabado con una Alexa: por ello no la denomino "película" -- si bien no ignoro, gracias a Kodak, que se han tirado positivo de 70 mm, tanto de 5 perforaciones como de 15---).
¿MEJOR QUE LA ORIGINAL?
En cierto modo sí pues el guión responde a ciertas preguntas que la versión precedente dejó sin respuestas. 
Por otra parte, "Blade Runner 2049" respeta la esencia del universo de la original, con ese "nosotros contra ellos" que, además, actualmente, refleja la realidad que vivimos. Esta versión logra la inmersión inmediata del espectador en la trama. 
Es imprescindible verla en una buena sala pues el sonido se encuentra muy trabajado, lo mismo que la partitura musical. 
Los efectos especiales también están bien logrados, desde las holografías hasta los Peugeot voladores. Un gran detalle, el del guionista, el de empeñarse en incluir en los luminosos empresas que ya no existen, como Panam o Atari. 
¡Como disfruté, además, con la idea del "apagón digital! Si hubiesen guardado los datos en microfilms, nada se hubiese perdido.
Como en la original, "Blade Runner 2049" plantea al espectador qué nos hace humanos, y por qué nos tratamos de diferenciar de nuestra creación, cuando empiezan a adoptar nuestros rasgos: aunque el protagonista a veces presenta movimientos robóticos, en sus relaciones, sobre todo con esa belleza que es Ana De Armas, el espectador es testigo de cuan humano verdaderamente es, con su bonita historia de amor. 
Otro gran detalle, es que "Blade Runner 2049", encuentra un tiempo para denunciar el trabajo infantil. 
Impresionantes, también, las localizaciones, en especial la ubicada en lo que realmente es un astillero especializado en desguace de barcos, y la secuencia de Harrison Ford, grabada en la antigua sede la la televisión de la Hungría comunista, en Budapest, ahora cerrada.
"Blade Runner 2049" es, fundamentalmente, una historia de amor en un futuro casi post apocalíptico, con un guión que nos habla de la importancia de la libertad, el sacrificio y la familia; es una obra que me proporciona cierta esperanza en el futuro de Hollywood. De lo mejor, reitero, que he visto en lo que va de otoño. Lástima que no se haya filmado en película

sábado, 14 de octubre de 2017

FOTÓMETRO SIN PILAS: EL LEGENDARIO WESTON MASTER IV

Una pequeña inversión imprescindible para aquellos que filmamos con película inversible es la de un fotómetro de mano, dado que la latitud de este tipo de emulsión es de solo medio diafragma. Además, los fotómetros son artilugios cuyo precio, por un lado,  es mas que asequible y, por otro, también se pueden usar en fotografía.
Mi primer fotómetro fue un Minolta, adquirido en los años noventa. Posteriormente, me hice con un Sekonic. Ambos son digitales, de forma que la interpretación de sus datos se podría encontrar al alcance de cualquier usuario del digemerde si no fuera ¡por que la gente del inframundo digital no los usan!, ni siquiera a nivel profesional.
WESTON MASTER IV
Los fotómetro clásicos Weston, que funcionan sin pilas, pues llevan una fotocélula de selenio, siempre fueron objeto de mis sueños. El modelo mas recomendable, el IV, fabricado entre 1959 y 1964, puede ser ahora obtenido en condición "nueva" pues el especialista inglés Ian Partridge los vende restaurados y con garantía por 119 libras esterlinas, lo que lo vuelve muy atractivo con nuestro sobrevalorado euro frente a la divisa británica.
BREVE HISTORIA DE LA COMPAÑÍA.
Los fotómetros Weston Meters se fabricaron en el Reino Unido y los Estados Unidos por Sangamo Weston, una empresa norteamericana fundada por el inglés Edward Weston en 1888 en Springfield, Illinois, y que durante décadas produjo instrumentos eléctricos de medición. Todavía en el siglo XIX, Weston inauguró una factoría europea en Enfield, en el condado inglés de Middlesex. En 1954, la compañía estadounidense fue comprada por Daystrom, y luego, en 1962, Schlumberger se hizo cargo de Daystrom.  

EL FUNDADOR

Edward Weston nació en Inglaterra en 1850 y falleció en los Estados Unidos el 20 de agosto de 1936. Como ingeniero industrial, revolucinó la industria de la galvanoplastia cuando fundó la compañía de instrumentos eléctricos Weston en 1888. Fue un inventor prolífico que desarrolló 334 patentes, entre las que destacan sistemas de medición como el voltímetro, el amperímetro ¡y los fotómetros!
EL WESTON MASTER IV.
De entre todos los fotómetros producidos por Weston, después de haber estudiado la totalidad de modelos, mi favorito es el IV, fabricado exclusivamente en la factoría inglesa y que en su día, en los años sesenta y setenta, fue distribuido mundialmente por el fabricante de película Ilford. Las unidades restauradas las vende en exclusiva Ian Partridge.
Mas ligero y liviano que el III, con su carcasa en aluminio, el IV representa el culmen de la tecnología de las células de selenio: funciona sin pilas, con una escala mas fácil de leer que en modelos precedentes y sensibilidad mejorada en los extremos.
Fabricado y diseñado sin hacer caso de los normas de la obsolescencia programada, el Weston Master IV ofrece una vida  de servicio eterna ¡y ecológica!: además de no requerir ningún tipo de batería,  durará eternamente.
¿DÓNDE COMPRAR UN WESTON MASTER IV
El inglés Ian Partridge ha consagrado su vida a estos aparatos de precisión: los restaura de tal forma que el futuro usuario los recibe como si hubiesen salido de la fábrica no hace cincuenta años, sino ayer, ¡hasta con su funda de cuero genuino!, las instrucciones originales y célula de selenio nueva.
Si uno es un acólito de submundo digital, ¡no lo compre!, pues no sabrá interpretar sus indicaciones con indicativos casi esotéricos, que exigen rápidos cálculos mentales; pero para cualquier cineísta o fotógrafo serio, el Weston Master IV, es una pieza que conjuga arte con ingeniería de alta precisión, y que se disfruta no sólo usándolo, sino simplemente mirándolo. 
Para contactar con Ian, su correo electrónico es: sales@ian-partridge.com
La página web es: https://www.ian-partridge.com/masteriv.html


viernes, 13 de octubre de 2017

"EN ALGÚN LUGAR DEL TIEMPO", EL TÍTULO QUE NUNCA CONSEGUÍ EN PELÍCULA

 A uno, que es un entusiasta de la fantasía y la ciencia-ficción, siempre le gustó una película injustamente olvidada en España: “En algún lugar del tiempo”, basada en la novela de Richard Matheson, que también escribió el guión y hasta hace un cameo, con un elenco de primer nivel, encabezado por Christopher Reeve, Jane Seymour y Christopher Plummer.
Recuerdo nítidamente la primera vez que la ví, durante el año 1983, con mi entonces novia, ahora esposa, en el desaparecido cine Valle-Inclán, de La Coruña: me dejó impresionado pese a que las críticas de la época la ignoraron o desmerecieron. En España se distribuyó con pocas copias pero en el mundo anglosajón “En algún lugar del tiempo” se ha convertido en una película de culto, que conjuga en el mismo metraje ciencia-ficción, romance y fantasía
Es una de mis pocas películas favoritas que, desgraciadamente, no pude conseguir jamás en formato cinematográfico, ni en 35 mm, ni en 16 mm ni en Súper-8, pese a estar disponible en los tres en el catálogo de la ya desaparecida alianza de los principales estudios para Europa llamada Cinema International Corporation.  
Me tuve que limitar a una miserable cinta Betamax, que todavía conservo, y que, tras verla ayer, me sirvió para refrescar la historia de un dramaturgo, Richard Collier, que tras la representación de su obra recibe un regalo de una anciana, cuyo rostro le parece reconocer, años después, en el retrato de una actriz de tiempos pasados. El encanto de la fotografía le persigue de tal modo que, mediante hipnosis, viaja en el tiempo hasta 1912 y mantiene un romance con la actriz.

Christopher Reeve se encuentra muy creíble en su papel, en tanto que Jane Seymour es absolutamente subyugante: forman una buena pareja y es una pena que no hubiesen filmado mas proyectos juntos.  La escenografía, el vestuario, la dirección artística es de primera clase. Un punto y aparte, si cabe más admirativo, lo merece la banda sonora, obra de John Barry, muy especialmente la canción “Somewhere in Time”

jueves, 12 de octubre de 2017

DIAPOSITIVA CORUÑESA MÍA, VOTADA PARA PORTADA DE "SLIDE FILM PHOTOGRAPHY"

"Slide Film Photography" es un grupo de Facebook, con unos 1.500 miembros, en su mayor parte de países anglosajones, entusiastas de la diapositiva argéntica, esto es, de la fotografía en película inversible (que proporciona un positivo proyectable tras su revelado)
Es todo un orgullo que una diapositiva mía, del álbum coruñés "Una ciudad argéntica" haya sido votada internacionalmente como fotografía de portada para el grupo. 

Disparé la diapositiva en uno de mis lugares favoritos de la ciudad, a los pies de la bimilenaria Torre de Hércules, en la playa urbana del Areal da Lagoa (conocida por los coruñeses de aluvión como Playa de As Lapas), como parte de la operación que denomino "Vaciando la nevera", usando película caducada que guardé en la nevera al asustarme, en el año 2012, cuando Kodak dejó de fabricar la Ektachrome. En aquel momento, preparándome para el apocalipsis argéntico, llené los resquicios libres de neveras no sólo mías sino de familiares, para poder seguir disfrutando, de forma racionada, del maravilloso arte de la fotografía inversible el resto de mi vida, pues nada hay tan bonito como ver una diapositiva argéntica proyectada en la gran pantalla.
Afortunadamente, aquel apocalipsis jamás llegó y, debido al renacer del interés en la tecnología argéntica por parte de profesionales y entusiastas, Kodak ha decidido reanudar la fabricación de la Ektachrome en Rochester (con una inyección de millones de dólares, procedentes de Alaris), mientras que Fujifilm mantiene toda su línea Velvia y Provia; otros fabricantes mas pequeños, europeos,  siguen con su producción de material inversible de blanco y negro, mientras que, en Italia, Ferrania continua en la brecha luchando por llegar al mercado con una emulsión en color de calidad. 
Esta fotografía la disparé con diapositiva Fujichrome Velvia 50 caducada. A diferencia de la Velvia 100, como la 50 tiene una tendencia a sobresaturar los colores, la sobre expuse un diafragma, con mi vieja y fiable Fujica AX5, que adquirí a mediados de los ochenta. Como objetivo, elegí el EBC Fujinon de 19 mm (con el objetivo protegido de la salitre con un UV Gobe de cristal Schott). No hay ni filtros, ni fuegos artificiales de postproducción a los que nos tienen acostumbrados las amas de casa y bedeles del digital: lo que se ve, es lo que disparé. Naturalmente, el escaneo, como es digital, peca de miserable y solo sirve para hacerse una idea de la magnificencia del original proyectado.
Una grata noticia que recibo mientras, tras probar la excelencias de las pistas sonoras que aplicó Retrolab en mi cortometraje "La maldición de Eisemann", me dispongo a buscar, con una moviola junto al ordenador, diversa documentación para escribir el guión.  

miércoles, 11 de octubre de 2017

LA MALDICIÓN DE EISEMANN, CONJURADA ¡GRACIAS A RETROLAB!

Los lectores de esta bitácora saben que filmé un cortometraje con la añorada Kodak Plus X que, inicialmente, se iba a denominar "Sinfonía del Gaiás" y en el que las elefantiásicas construcciones en un monte en los arrabales de Santiago de Compostela, en Galicia (España),  aparecerían al son de una banda sonora, sin locución. La emulsión, pese a ser vetusta (¡décadas caducada!), fue magníficamente revelada por Filminalab cuyo director y bedel (como buen autónomo), el amigo Marc Martí, fue quien me proporcionó la película virgen (además de alquimista del revelado, Marc, como uno, estudió Ciencias de la Información, diplomado en dirección de cine y máster en guión, amén de forofo de la Fujica ZC1000 y del Visacustic 2000: es, se podría decir, mi alter ego en la siniestra).
Inspeccionando con deleite el magnífico pistado de Retrolab, recibido esta mañana.
Marc Martí ya había revelado uno de estos rollos, el de pruebas que empleé para "Postureo en el Cementerio", dentro del curso de revelado que impartió en La Coruña, con motivo de la II edición del SUPER8 FILM FESTIVAL (anteriormente conocido como Súper-8 Global Day).
Todo ello se encuentra descrito en el siguiente enlace:
 http://mimundoensuper-8.blogspot.com.es/2017/04/la-hipoteca-de-eisemann-con-la-kodak_16.html
El minicorto de tres minutos rodado, para probar esa emulsión -y también la cámara Bauer C900--, "Postureo en el cementerio" puede ser visto aquí: 
POSTUREO EN EL CEMENTERIO from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.
DE SINFONÍA A HIPOTECA
Una vez en el Gaiás, la magnitud del despropósito constructivo me hizo cambiar no sólo el enfoque del opus, sino también su título, que pasé a denominar "La hipoteca de Eisemann".
Lo filmé con una Bauer A512 modificada por André Egido. Tras el revelado, hice el montaje por el sistema tradicional: cortando y pegando película con empalmadora y moviola. 
Después, con la pistadora estéreo que en su día obtuve del director andaluz Jesús Ponce, le apliqué la banda magnética para el sonido: esta labor de precisión consiste en ir pegando una delgada tira de banda magnética en ambos bordes de la película, en las que posteriormente se graba el sonido (con cada fase del proceso de registro en superposición, lo cual implica que un error en la locución final, obliga a repetir las grabaciones de música, efectos, etc). Es una labor, la del pistado laminado, de alta precisión.
Cuando me disponía a sonorizar el opus, ocurrió la desgracia: ¡¡¡el pistado se desprendía!!!, como un inmenso fideo, al entrar en el primer rodillo dentado del proyector. Horas y horas de trabajo arrojadas al retrete. 
Maravilloso pistado de Retrolab (Málaga, España)
¿La causa de semejante desastre? No puedo saberlo. Sospecho que los rollos de pista magnética que empleo, AGFA F5, tienen ya unas cuantas décadas a sus espaldas y, por ello, tal vez su base no cemente bien con el pegamento. 
Ante el estropicio, tomé la determinación de jamás volver a realizar este cometido, de forma que envié "La hipoteca de Eisemann" a una bien conocida firma alemana, especialista en pistados laminados;  para mi sorpresa, ¡¡¡me mandaron un correo electrónico para comunicarme que les resultaba imposible laminarla!!!, debido a algún problema que ellos achacaban a la base de la película. Ante tal cúmulo de desgracias luciferinas cambié nuevamente el título del opus: ahora se llama  "La maldición de Eisemann", según puede leerse en el siguiente enlace:  http://mimundoensuper-8.blogspot.com.es/2017/07/eisemann-una-hipoteca-con-maldicion.html
LA MALDICIÓN,  CONJURADA ¡GRACIAS A RETROLAB!
Los españoles, desde el siglo XIX, padecemos una equivocada tendencia a pensar en que los de fuera hacen las cosas mejor. Ello, sin embargo,  no es así: ahí tenemos, por ejemplo, el caso de INDITEX, un modelo de éxito a partir de la humildad, el del coruñés Amancio Ortega, que actualmente es objeto de estudio en las principales universidades del mundo. 
En el terreno del cine ocurre igual. Alguna gente, cuando busca un telecine (la transferencia de la imagen en película a un archivo de vídeo) en 2K o 4K recurren a laboratorios allende nuestras fronteras, cuando en España existe, por ejemplo, la firma madrileña Ocho y Pico, cuyos extraordinarios resultados hacen palidecer de envidia a los mismísimos teutones.
En cuanto a los revelados, ningún extranjero puede superar los revelados de la AGFA Scala que hace Marc Martí en su FILMINALAB.  
¡¡¡La maldición, conjurada!!!, gracias a Retrolab
Lo mismo acontece en 16 mm y DS8 con la FOMA: el laboratorio RETROLAB, de Málaga, con su procesadora continua proporciona resultados con la FOMA que ya le gustarían emular a los alemanes de ANDEC cuando revelaban inversible. RETROLAB es capaz, también, de superar a cualquier laboratorio extranjero en revelados inversibles de color (a Retrolab encomendé el revelado tanto de "Dr. Jekyll en la ciudad de las playas" como "Pastoriza, la Virgen que sobrevivió a Almanzor", que entre las dos totalizan la nada desdeñable cifra de 100.000 espectadores). 
En RETROLAB son expertos, igualmente, en procesar negativo en blanco y negro, y, desde fecha reciente, ¡¡¡negativo color!!! En la pantallita inferior, una prueba de negativo color en Súper-8 revelado por Retrolab (material en bruto, sin montar ni etalonar): 

VISION200 2173 HD 25HZ H264 web from IB CINEMA Motion Picture Films on Vimeo.
¡¡¡MILAGRO!!!
Cuando ya estaba dispuesto a rebajarme a sonorizar "La maldición de Eisemann" con el sencillo método digital (con el que uno ya no es que no disfrute, sino que le asquea), en una charla casual con Juan Carlos Olivo, uno de los directores de Retrolab, me dijo que, entre sus servicios recientes, figura el pistado magnético de película por el método laminado. 
Siendo él lector habitual de esta bitácora, ya estaba al corriente de todas mis desgracias con el opus consagrado a la maligna obra de Eisemann. 
Me comentó, Juan Carlos, que estaba dispuesto a intentar pistar esta película, con dos bazas a su favor: 
1) Como proveedor directo de OrWo, dispone de pista magnética de fabricación reciente;
2) El pegamento que aplica no es comprado ya mezclado sino preparado poco antes del pistado en las instalaciones de Retrolab, según fórmula facilitada por OrWo: esto garantiza un poder de adhesión alucinante y estable (en cualquier tipo de triacetato)
3) Su pistadora, además,  dispone de microfresadora, la cual abre en el soporte de la película un infinitesimal canal en el que se aplica el pegamento (esto es opcional, lo mismo que la pista de compensación).
Pues bien, amigos, hoy he recibido "La maldición de Eisemann" pistada por Retrolab:  ¡el resultado es alucinante! La pista se encuentra firmemente adherida, imposible de despegar incluso rascando en ella. La primera prueba de grabación sonora es espectacular: 

De todas formas, debo aclarar que sigo prefiriendo los pistados en líquido (sistema en el que la pasta magnética forma un propio cuerpo con la película, solidario a ella, e indestructible), a los laminados; si bien en 16 mm y 35 mm son posibles las pistas de pasta, gracias al laboratorio italiano de Alberto Vangelisti, en Súper-8, de momento, y desde que tanto EVT Magnetics como Fujifilm interrumpieran el servicio hace unos pocos años, no queda mas remedio que el laminado (de momento... pues se avecinan buenas noticias de Italia)
En el siguiente vídeo, puede verse como Retrolab (www.retrolab.eu) consigue pistar lo que los alemanes no lograron: "La maldición de Eisemann"

martes, 10 de octubre de 2017

CANON ZOOM 512: LA MARAVILLA DE JAPÓN

La cámara para 8 Normal mas apreciada de entre todas las manufacturadas en Japón fue la Canon Zoom 512, de la cual ya he escrito otra vez en esta bitácora. Si repito la publicación es para despertar el interés por ella a los nuevos creadores del audiovisual pues, en mi opinión, siempre conviene tener un Standard 8 a mano y este modelo es, sin duda,  el mas recomendable para dicho paso para nada obsoleto pues, actualmente, hasta se encuentra película negativa. 
Como la manufactura de la Canon Zoom 512 se inició cuando el Súper-8 estaba a la vuelta de la esquina, en 1964, su producción apenas superó el año, de forma que se trata de una joya muy escasa y apreciada. 
Su sistema óptico, de alta resolución (muy interesante en estos tiempos en que hasta el 8 Normal se puede digitalizar a 4K), fue el objetivo mas luminoso de aquella era anterior a las cámaras XL (acrónimo, en inglés, de "eXisting Ligh") pues abre a un prodigioso f 1.2 con cinco aumentos (con focales variables entre 8.5 a 42.5 mm).
Además, esta Canon deleita al cineísta con multitud de golosinas técnicas:
1) funciona sin pilas, con un mecanismo de cuerda tan ingeniosamente construido que mantiene la velocidad hasta el final de  la carga;
2) puede rebobinar la película, de forma motorizada;
3) aparte de fotograma a fotograma, filma a 8, 12, 16, 24, 32, 48 y 64 fotogramas por segundo: ¡ríanse de los motores eléctricos de la mayor parte de las cámaras de Súper-8!; y 
4) obturador variable, bloqueable en cualquier posición, prestación fundamental e imprescindible.