martes, 8 de agosto de 2017

SONIDO MAGNÉTICO EN 16 MM: DISPONIBLE DESDE ITALIA PARA EL MUNDO

Alberto Vangelisti manipulando la pistadora profesional de pasta magnética
Las filmaciones y datos registrados en soporte foto químico de blanco y negro, si se encuentran bien conservado, tienen una vida que se puede medir no en décadas, sino en siglos. Existe abundantes estudios y literatura al respecto. Kodak, como puede leerse en el siguiente documento: http://www.kodak.com/motion/support/technical_information/storage/storage_information/default.htm
asegura, de forma conservadora (“actually, only safety film -triacetate or polyester base-, which carries silver mages, can be used for extended life expectancy records-500 years for polyester base and 100 years for acetate”) ,  una vida de 500 años para película argéntica con soporte de poliéster y de 100 años para acetato.  
Positivo de 16 mm recién llegado de Estados Unidos, en poliéster
Incluso el acetato, o el nitrato, bien conservados, pueden superar los cien años, como se prueba, a nivel doméstico, con negativos fotográficos y películas del siglo XIX y principios del XX, perfectamente utilizables hoy en día. En el cine comercial, el sonido es principalmente óptico (fotoquímico) en 16 mm y 35 mm: el sonido fotográfico es eterno, dura lo que el positivo.
Los tres tipos de pistas de sonido fotográficas
Durante la década de los cincuenta, y especialmente a partir de los sesenta, se comenzaron a distribuir películas de cine de 35 mm y, posteriormente, 70mm,  con pistas magnéticas incorporadas en producciones con sonido multicanal. En todos los casos se trataba de pista magnéticas de tipo líquido (de pasta). En 16 mm, se emplearon tanto pistas de pasta como laminadas (pegadas), para las versiones en distintos idiomas. En Súper-8, el sonido magnético fue la norma, siendo el óptico una excepción. Con la experiencia proporcionada por poseer en el archivo de la Cinemateca de Galicia/IB Cinema películas de sonido magnético de los años cincuenta, se puede afirmar que, de cara a la longevidad, las pistas aplicadas por el procedimiento líquido son muy superiores a las laminadas.
Pistas magnéticas de óxido férrico normal, en 16 mm.
SONIDO MAGNÉTICO LAMINADO O LÍQUIDO.

Para aquellos lectores no versados lo suficientemente en el tema, describiremos los dos procedimientos principales de aplicación de pistas magnéticas, con sus ventajas e inconvenientes: el líquido (de pasta) o el de adhesión (laminas pegadas).


1) Procedimiento líquido (pasta); fue el favorito de la industria, pues: a) aguanta los químicos de revelado -se puede aplicar antes de la exposición, pues-;  b) no se despega con el tiempo; c) vale para películas de cualquier soporte -incluso poliéster-; d) es fácilmente reversible (se quita sumergiendo la película en una solución química) y e) su producción a gran escala es más económica.

A nivel de exhibición comercial, la última película distribuida  para cines con sonido magnético "líquido" fue la versión en 70 mm fue "Hamlet", de Kenneth Branagh, en 1996,  con material magnético fabricado por Zonal en Inglaterra. 

Derann, el famoso distribuidor inglés de Súper-8,  siguió aplicando el sonido magnético líquido (pasta) hasta su cierre en 2007. Las últimas pistas magnéticas de Derann, de altísima calidad, con una formulación nueva de Zonal (tanto en los adhesivos como en las partículas magnéticas), no venían con el tradicional color marrón de las cintas magnéticas, sino que eran grisáceas.
Tanto EVT Magnetics, en Inglaterra, como Fujifilm, en Tokyo, continuaron aplicando pasta magnética clásica, de color marrón, hasta el año 2013, que interrumpieron el servicio 

La pasta magnética, cuidadosamente preparada y en ebullición, se aplica a la película lentamente mientras un rodillo la "aplana" antes de su secado, en una procedimiento que conjuga lo industrial con lo artesano.

2) Procedimiento de adhesión o laminado (laminas pegadas): consiste en pegar unas tiras magnéticas sobre el soporte de la película. Las ventajas de las pistas magnéticas laminadas son: a) una calidad de sonido ligeramente superior; 2) un menor efecto abrasivo sobre los cabezales de lectura; y 3) facilidad para su aplicación en partidas muy pequeñas por el propio cineísta.
Pista laminada con su gran problema: tarde o temprano, se despegan
Su desventaja fundamental, y grave, es la conservación a largo plazo: como el soporte de la pista magnética y el de la película poseen diferente estabilidad dimensional, esto ocasiona que muchas pistas magnéticas adheridas, con los años, se despeguen. Además, las pistas laminadas son prácticamente imposibles de pegar sobre películas con soporte de poliéster. Por añadidura, si es mucho el metraje, resultan muy costosas que las líquidas.
Pistas magnéticas italianas: idéntica formulación a las últimas de Derann Films, de alto rendimiento.
 DESDE ITALIA PARA EL MUNDO:
EL NUEVO SERVICIO DE PISTA LÍQUIDA DE ALBERTO VANGELISTI
Desde el punto de vista del archivista, preocupado por la conservación a largo plazo, no hay mejor sistema de sonido magnético que el aplicado con pasta, líquido.
Gracias al emprendedor italiano Alberto Vangelisti, el sistema líquido se encuentra disponible de nuevo. De momento, para paso de 16 mm. Pero pronto seguirá también el Súper-8.
Además de aplicar la pista magnética, Alberto Vangelisti también puede repicar el sonido: esto es, sincronizar el audio en la banda magnética (para aquellos archivos que no lo puedan hacer por sí mismos).
Con el fin probar este innovador servicio, la Cinemateca de Galicia/ IB Cinema mandó a Alberto Vangelisti un positivo en 16 mm nuevo de laboratorio, en poliéster, de DUMBO. ¡¡¡El resultado es asombroso!!!
La película, que es devuelta con dos pistas magnéticas, es de altísima calidad, con la última tecnología, del mismo color que los últimos tirajes de Derann: es una pista, la italiana, capaz de reproducir el sonido con altísima riqueza y volumen potente.
La aplicación es, también, muy limpia, sin ninguna sección invadiendo el área reservada a la imagen, ni salpicaduras: un trabajo artesano de primera categoría tecnológica.
Así mismo, la superficie sorprende por ser muy plana, lo cual garantiza no sólo una excelente reproducción sonora, sino mas duración para los cabezales magnéticos.
Pistadora líquida de pasta magnética de Onda Radio, en Italia
Mi recomendación, pues, mas encarecida para la pista líquida de Alberto Vangelisti, tanto para películas de triacetato como de poliéster: un nuevo mundo se abre al sonido magnético cinematográfico, en pleno siglo XXI, gracias a Alberto Vangelisti, que responde, en inglés o italiano, en este correo: moviemagnetic@gmail.com
Alberto añadirá pronto nuevos servicios, como la limpieza química de los positivos cinematográficos.
Video con el ejemplo de la calidad de la pista aplicada por Alberto Vangelisti, en película proyectada con un Fumeo 9135 Xenón de 16 mm:




5 comentarios:

  1. Kodak en los años 1960/70 vendía negativo B/N de 16 mm. con pista magnética para las cámaras de sonido que disponían de cabeza grabadora, se usaban en TVE. Como particular repicaba el sonido a magnético de 16 mm. para poder realizar un montaje más preciso, tuve la mala suerte que me desaparecio el magnético de 16 mm. y cuando al cabo de los años fui a repicarlo otra vez uno de los rollos de 120 metros había perdido parte del magnético con lo cual me quedé sin el sonido que era una grabación de Dexter Gordon, el Jazzman de los ojos azules.

    ResponderEliminar
  2. TVE dejó de usar el sonido magnético en informativos alrededor de 1983 pero Kodak siguió teniendo en su catálogo película de 16 mm con pistas magnéticas hasta finales de la década de los noventa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la corresponsalía de Vigo TVE utilizaba cámaras mudas Beaulieu y una cámara Arriflex para sonido sincronizado con cuarzo que se grababa en un magnetófono de bobinas Nagra. Había que hacer claqueta para ajustar la sincronización.
      Y en el resto de las corresponsalías que yo conocí, en las gallegas, usaban el mismo sistema hasta que se pasaron al vídeo.
      Un saludo
      Francisco J. Gil

      Eliminar
  3. En La Coruña, también se usaban cámaras mudas y con sonido sincronizado (si bien, en su momento, se llegó a revelar 16 mm en color en Santiago) Sin embargo, en Barcelona, en mi época de prácticas de periodismo, si que llegamos a usar, para informativos, dos Beaulieu de 16 mm de sonido magnético suministradas por Deiris y complicadísimas de cargar Ya subiré fotografías: ¡qué gozosos tiempos aquellos! En 1983 las arrinconaron para siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de recordar que alguna vez recibíamos también 16 mm con sonido magnético filmado en Mallorca.

      Eliminar